Diego Gómez García.- Unicaja obró un milagro ante el Barça. Después de comenzar perdiendo con claridad y estar así casi todo el partido, remontó en el último cuarto y forzó una prórroga en la que acabó de conseguir la gesta. El conjunto malagueño pudo saborear las ieles de la victoria y pasar a la final.

El Barça comenzó como un ciclon y rápidamente llegó a los diez puntos (10-1). El juego desplegado por las chicas de Sergi Brugue era limpio, rápido y preciso. A Unicaja, por su parte, le costó más en el partido y solo en el tramo final del primer cuarto consiguió comenzar a puntuar verdaderamente. Aun así, el conjunto malagueño iba a remolque del catalán, mucho más atinado en todos los aspectos del juego.

Los minutos pasaban y, aunque Unicaja lo intentaba por todos los medios, no conseguía recortar distancias. El Barça, mientras tanto, seguía con su discurso: presión limpia, pocas faltas y a esperar los fallos malagueños para salir a la contra y tomar buenas decisiones en campo rival. Así, el descanso llegó con el conjunto blaugrana con una amplia ventaja a su favor.

La segunda parte siguió, en us instantes iniciales, el guion de la segunda. El Barça apretaba y acertaba en el tiro exterior y eso cada vez sacaba más a Unicaja del encuentro. De vez en cuando, las chicas malagueñas encadenaban buenas rachas que les permitían acercarse ligeramente en el marcador, pero por lo general el Barça se mantenía firme en lo suyo y la diferencia seguía rondando los diez puntos. Las blaugranas, cada vez, se sentían más dueñas del encuentro.

El último cuarto, sin embargo, fue el de la reacción malagueña. A falta de poco más de cinco minutos para el final, Unicaja se colocó a solo tres puntos de distancia en el marcador y, posteriormente, consiguió darle la vuelta al resultado. Estaban uno por encima a falta de dos minutos y medio. Y un tiro libre final, a favor del Barça, mandó el partido a la prórroga.

Unicaja estaba decidido a llevarse la victoria. Y su buena dinámica comenzó pesando más en el añadido: mientras el Barça fallaba una y otra vez, el conjunto malagueño se despegaba en el marcador. El partido se resolvió con un tiro de dos del conjunto blaugrana que no entró pero que tampoco hubiese servido. El conjunto malagueño obró la gesta.

 

Parciales: 20-11; 17-15 (37-26); 14-15 (51-41); 7-17 (58-58); 6-9 (64-67)

 

ESTADÍSTICAS